lunes, 18 de octubre de 2010

Petarda! (L)

No me preguntes por qué, porque ni yo lo sé. Pero la brisa fresca de otoño me hace recordar los momentos vividos a tu lado y extraño escalofrío recorre mi cuerpo y se me dibuja una sonrisa, sin querer.
Al recordar aquellos días tan perfectos que vivimos. Hiciera calor o frío, lloviese o grnaizase ahí estabamos nosotras en algún sitio pasando la tarde de la mejor manera, juntas.
Pero sabes, aún esa sonrisa se hace más grande al pensar en aquellos que nos quedan por vivir.
Porque hay algo en mí que me dice que no serán pocos, que nos queda mucho por vivir, por experimentar y por descubrir juntas.
Como hasta ahora.
Te lo juro, nunca pensé que alguien pudiese significar tanto para mí, enserio. Te has convertido en una pieza más que fundamental en mi vida y, joder, no quiero perderte jamás. ¿Me oyes? Siempre a mí lado, como prometimos. (:
Porque petarda, TE QUIERO.
Y sé que no solon serán tres o cuatro años más, que va. Seran 60, 70 o 80 más. Porque lo único que podrá separarnos será la muerte, y hasta que eso llegue nos queda mucho por vivir juntas.
Esto es a lo que yo llamo amistad.
Que un día estemos en el banco de un parque, con unos cuantos años de más y arrugas, recordemos todos esos momentos vividos.
Ya sabes petarda, nada ni nadie, es lo suficientemente fuerte para romper algo tan enorme como es esta amistad.
Gracias por todo cariño. $:
Siempre juntas, sí? ^.^

No hay comentarios:

Publicar un comentario